viernes, 13 de mayo de 2011


La pobreza y la desigualdad han disminuido recientemente en la mayor parte de América Latina, como resultado de un fuerte crecimiento y de programas sociales innovadores. Las Naciones Unidas estiman que el número de pobres disminuyó cerca del 17 por ciento entre 2002 y 2007— un logro significativo para los gobiernos de la región.

La desigualdad también ha tenido un ligero declive, particularmente en los países más grandes de la región. Evidentemente, la formulación de buenas políticas públicas tiene sus beneficios.
Pero, ¿qué amplitud ha tenido ese progreso y cuánto durará? ¿Cómo se compara con el resto del mundo? Este informe intentará resumir aquello que los datos más recientes nos dicen sobre la pobreza y la desigualdad en América Latina, así como determinar si deberíamos ser optimistas o pesimistas acerca del futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario